Historia


Los orígenes del restaurante El Pavone se remontan a la década de los 70, cuando los hermanos Collado Fernández emprenden una aventura novedosa para su tiempo y deciden abrir un establecimiento de comida italiana. Ubicado en el Pasaje Merlo, en la zona del Puente de las Américas, pocos podían imaginar entonces que había nacido una marca que perdura treinta años después. Pedro Collado había trabajado en la primera pizzería de la capital malagueña, El Padrino, toda una escuela de aprendizaje que se unió a la experiencia adquirida en el sector de la hostelería por este profesional en ciudades como Madrid y Bilbao.

Unos años más tarde, en enero de 1988, Pedro Collado decide lanzarse en solitario y monta la pizzería El Pavone de la Avenida Velázquez, un establecimiento familiar y de ambiente agradable que apuesta por la cercanía y un trato cálido. Dos décadas después, en El Pavone sólo hay algo tan importante como el cliente: la calidad en la elaboración de pastas y pizzas, todas ellas caseras y elaboradas a diario.

El negocio va ya por la segunda generación y ahora está en manos de Pedro Collado hijo, criado desde pequeño en la tradición hostelera y todo un maestro entre los fogones. El Pavone de la Avenida de Velázquez ha sabido mantener durante más de veinte años el ambiente familiar y una atención inmejorable hacia el público. El propio Pedro Collado resume la prioridad de su trabajo: “Que el cliente salga satisfecho con la comida, el precio y el trato”.

Cuatro personas trabajan actualmente en este restaurante de la antigua Carretera de Cádiz, plantilla reforzada los fines de semanas para mantener la calidad del servicio, una de sus señas de identidad.



 
2010 || antoniocampana.com || 1024x768